Los “ganchos”que nos atrapan y nos pueden hacer recaer en la codependencia.

noenganchados

Nosotros como codependientes tenemos un comportamiento compulsivo de apego afectivo hacia los demás, de tal forma que nos desvivimos por como los demás puedan querernos y olvidándonos de nuestra propia serenidad y nuestra identidad.

Esta forma de apego es como engancharnos a los demás, nos enganchamos a su afecto y lealtad como sea y a toda costa. También la sensación de vacío hace que busquemos desesperadamente llenar el vacío con afecto y lealtad de los demás. Pues creíamos que ese afecto era “la medicina” que necesitábamos para tapar la sensación de vacío, tristeza y soledad. Pero realmente no es así, sino que se vuelve contra nosotros al recibir rechazos y eso nos lleva a agravar y aumentar el nivel de compulsión y desear aún más el afecto ajeno de otras personas con lo cual nos hace mucho más ingobernable la vida en las relaciones con los demás y con nosotros mismos.

Siempre la codependencia nos engaña buscando esa “medicina “ en supuestas promesas que al final resultan promesas falsas que nos hace la mente codependiente. Esas promesas falsas suenan como cantos de sirena, muy tentadoras pero muy dudosas y muchas veces se contradicen. Pero al estar tan hambrientos de afecto y hambrientos de amor, en muchas ocasiones ni nos lo planteábamos las contradicciones ni nos cuestionábamos si nos convenía o era perjudicial. Simplemente caíamos en esas tentaciones y caíamos en esos ganchos que nos hacían atraparnos en una situación incómoda.

Muchas veces estamos inconscientemente en relaciones peligrosas para nosotros, pero que nos hacen fácil el conseguir el afecto y la lealtad del otro a pesar del coste emocional que puede conllevar. Y a veces esas personas pueden también ser codependientes y atraparnos igualmente con sus ganchos al igual que nosotros también lo hacemos hacia las personas que buscamos engancharlas a nosotros pidiéndoles su lealtad y afecto.

Al estar en recuperación lo que buscamos es parar de caer en estos ganchos, pues son ganchos que nos llevan a volver a codepender. Estos ganchos son como pequeñas trampas que nos podemos meter debido a las conductas de otros o que nosotros podemos fomentarlos.  

Nosotros como codependientes, tratamos de lanzar ganchos a los demás como los otros codependientes en activo nos pueden lanzar ellos sus ganchos hacia nosotros. Cuando los lanzamos nosotros estamos en una posición mas activa y cuando los recibimos estamos en una posición mas sumisa. Los codependientes suelen estar en ambas posiciones según las relaciones y las situaciones. Aunque dependiendo de la relación siempre hay una posición que es mas frecuente que la otra. Unos somos mas controladores y mas activos y otros somos mas sumisos. Y de igual forma estamos atrapados en una relación insana donde abundan ganchos y culpas.

Muchos ganchos están creados desde varios patrones de la codependencia. Por ejemplo desde el control existen formas de que nos lancen el gancho haciéndonos chantajes emocionales porque la persona que trata de hacerlo busca garantizarse nuestro afecto y podemos caer en satisfacer sus necesidades pese a que nosotros no queramos y se nos crea también sentimiento de culpa y nos salen los patrones de negación y conformidad y baja autoestima cuando somos el objetivo de otro codependiente  que ha tomado la iniciativa y nosotros estamos recibiendo sus ganchos. Nosotros como codependientes también caemos en hacer chantajes emocionales de la misma forma y lanzar nuestro gancho a los demás para conseguir su afecto.

Podemos aprender a ser conscientes y poder ver estas conductas, a identificarlas y a decidir que no vamos a permitirnos quedar atrapados en ellas.

¿Cuáles son las palabras, las señales, las miradas, los comentarios, las claves que nos enganchan en una conducta predecible, a menudo contraproducente?

¿Qué te hace sentir simpatía por alguien?

 ¿Qué te hace sentir culpa?

¿Qué te hace sentirte responsable de otro?

También debemos observarnos a nosotros mismos. ¿Les lanzamos “ganchos” a los demás? , como por ejemplo lanzando miradas, comentarios, con la esperanza de engancharlos a nosotros para conseguir su lealtad y afecto. 

Necesitamos parar esta forma de engancharnos intentando comportarnos con los demás en forma honesta y directa, en vez de esperar que vengan en nuestro rescate.

Además teniendo en cuenta que la honestidad nos va a ayudar mucho a nosotros mismos. Cuando cogemos consciencia de lo que nos ocurre es más fácil poder aceptarlo y con la honestidad sabremos mejor nuestra propia verdad. La honestidad nos ayuda a dejar de engañarnos a nosotros mismos y poder encontrar libertad y serenidad en nuestras relaciones con nosotros mismos y con los demás.

Anuncios

Publicado el enero 26, 2016 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

PSICODE Blog

Blog del Instituto de Psicología y Desarrollo Personal PSICODE, centro de terapia psicológica de referencia en Madrid

EL LENGUAJE DEL ADIÓS...

¡Recuperándonos de la Codependencia!

psicoterapia radioactiva - recuperacion de trastornos de la alimentacion

Es un blog sobre autoayuda, enfocado en la salud emocional y la codependencia. Se trata de compartir informacion sobre la codependencia y como salir de ella. Se tratan asuntos como la autoestima , la felicidad , las emociones , como salir de relaones toxicas y como encontrar relaciones saludables.

El Blog de Joaquín Sarabia

Pensamientos Libres

Psicovalencia

Un blog creado para compartir recursos, herramientas, ideas, opiniones....

independientesdigital

Just another WordPress.com site

EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

La alegría no tiene motivo, es eterna.

blogdeloy

Tomando conciencia

Hospital de Día

Salud Mental Perú

La Psicología es para todos los días

La Psicología que ayuda en el día a día, por Silvia Álava

Paula Álvarez Bargados

Nuestro Mundo Psicológico

A %d blogueros les gusta esto: